Trabaja desde casa con eficacia.

Obtén internet apto para trabajar
con Google Fiber.

El hecho de que tu oficina sea tu sofá no significa que no te merezcas una conexión a Internet digna de trabajar, o una configuración profesional. Ya sea que trabajar desde casa sea una experiencia nueva o hayas trabajado en casa durante mucho tiempo, te tenemos cubierto con algunos consejos para que puedas lograr todo lo que necesita hacer.

Asegúrate que tienes internet rápido y confiable para apoyar todo lo que hagas.

Cuando trabajas, haces cosas y envías información por internet. Por eso, las velocidades de subida que te brinda tu proveedor son cruciales. En especial, si participas en muchas videoconferencias. Piénsalo de este modo, ¡te estás enviando a ti mismo por internet! Para verificar tus velocidades de subida, realiza una prueba de velocidad.

Si no tienes gigabit internet, de todas formas puedes darle prioridad a tu trabajo en la red si configuras la computadora que usas como tu dispositivo prioritario. Descubre cómo lo puedes hacer con Google Wifi.

Sé escuchado en cada llamada.

Si sigues escuchando “nadie puede escucharte,” considera actualizar tu micrófono o tus auriculares que se pueden conectar a tu teléfono y tu computadora para que puedas cambiar fácilmente entre llamadas de voz y videollamadas. Y si estás haciendo llamadas internacionales o simplemente necesitas algo con una mejor conexión que tu teléfono celular, considera agregar un servicio telefónico dedicado, como Google Fiber Phone.

Ten un aspecto profesional.

Querrás verte como todo un profesional durante las videoconferencias (incluso si usas pantalones cortos en secreto). Con una cámara web HD, tus compañeros de trabajo podrán verte más nítidamente. Coloca la cámara web en tu monitor externo para lograr mejor contacto visual.

Elige una plataforma de videoconferencia que permita que todos puedan unirse, como Google Meet. (Puedes obtener más información para how to use Google Meet here.)

And be sure to clear out the clutter from your workspace so no one knows how messy your workspace really is.

Trabaja como si estuvieras en tu puesto de trabajo.

Uno de los grandes retos del trabajo remoto es que se pierde la colaboración y la socialización que viene con la vida de oficina. Afortunadamente, tienes algunas opciones: puedes programar "la hora del café," "horas felices," y demás eventos virtuales. Y en cuanto al trabajo en sí, colabora con tus colegas usando un software en la nube. Si tu empresa ya está usando GSuite, puedes aprender más sobre cómo usarlo aquí.

Ponte cómodo y mantente concentrado.

No solo se trata de sentirse cómodo, sino también de ser productivo. Asegúrate de tener una configuración que funcione para ti, ya sea que eso signifique sentarte en un silla ergonómica o en una pelota de yoga. ¿Necesitas concentrarte? Agrega toques finales a tu espacio para ayudarte a entrar en ambiente.

¿Buscabas algo más?

Checa algunos otros productos que te pueden ayudar a ser más productivo en casa.

Mantente en contacto.

Por favor ingresa una dirección válida.

Ingresa una dirección y un código zip válidos.

Por favor ingresa un código zip válido.